LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA ALIMENTACIÓN

Nuestros perros son una parte muy importante de nuestra vida y por eso merecen la mejor atención que podamos ofrecerles. Por eso, es muy importante cuidar la alimentación de nuestro amigo si queremos darle la mejor calidad de vida posible.

Una buena alimentación proporciona al perro un desarrollo pleno ligado a un buen estado de salud, disminuyendo la posibilidad de que padezca obesidad u otras enfermedades como la enfermedad articular del desarrollo.

UN PERRO CASI DESEA MÁS ATENCIÓN QUE COMIDA… CASI.      

                                                               –CHARLOTTE GRAY   

El tipo de alimentación que brindamos a nuestras mascotas influye en factores tan importantes como el desarrollo esquelético, el sistema inmunológico, la composición corporal y la velocidad de crecimiento. Por todo eso, es de suma importancia proporcionarle una dieta equilibrada y de calidad.

Los alimentos de baja calidad saciarán al perro pero no le aportará los nutrientes necesarios para que tenga una vida saludable y puede favorecer la aparición de problemas de salud.

Al igual que las personas, los perros necesitan una combinación de nutrientes (carbohidratos, grasas, vitaminas, etc.) para tener una buena salud. Estos nutrientes no pueden ser encontrados en todo tipo de alimentación canina, por ello, es recomendable informarse sobre qué alimento estamos dando a nuestros perros y ser conscientes de que solamente los fabricantes de alimentos de calidad pueden ayudarnos a lograr este objetivo.

El pelaje del animal es una gran prueba para comprobar el estado de salud del perro, si está brillante indica que el perro probablemente goza de buena salud como consecuencia de una buena alimentación.

El crecimiento rápido puede acarrear problemas ortopédicos y de obesidad. Para prevenir esta situación es recomendable comprobar los factores nutricionales que consumen para asegurarnos que es lo que precisa su metabolismo.

Es muy importante distinguir cuándo los perros deben recibir suplementos de vitaminas y minerales. Se deben evitar en el caso de que la alimentación del perro esté basada en alimentos comerciales balanceados. Sin embargo, si la dieta se basa en alimentos caseros es bastante probable que el perro deba consumir dichos suplementos debido a que es casi imposible brindarles una dieta casera totalmente equilibrada.

Es muy importante conocer qué es lo que nos proporcionan los distintos nutrientes. Las grasas proporcionan energía, favorecen el funcionamiento del cerebro y ayudan a conservar la piel y el pelo brillante. Las proteínas son una fuente importante de energía que ayudan con el crecimiento muscular. Los carbohidratos proporcionan energía rápida aumentando de este modo el nivel de actividad. Los minerales y las vitaminas son fundamentales para prevenir determinadas enfermedades, asimismo son necesarios para la conducción nerviosa y la contracción muscular.

Durante los períodos de crecimiento rápido se debe evitar la alimentación ad libitum (aquella dónde el animal puede comer tanta comida como quiera) porque aumenta la grasa corporal favoreciendo la aparición de la obesidad y deformidades esqueléticas a una edad temprana.

Los perros precisan de diferentes alimentos en sus distintas etapas de vida, es decir, un cachorro necesita una alimentación distinta a la de un perro adulto. No obstante, los cachorros de razas pequeñas y medianas tienen necesidades distintas a los de razas grandes, por ello, vamos a recalcar algunas diferencias.

ASPECTOS A TENER EN CUENTA PARA PERROS DE RAZAS PEQUEÑAS Y MEIDANAS.

  • Medir los niveles de calorías que les proporcionamos con el propósito de evitar problemas relacionados con la obesidad.
  • Durante el período de lactancia, estos cachorros pueden recibir los mismos alimentos que la madre.

ASPECTOS A TENER EN CUENTA PARA PERROS DE RAZAS GRANDES.

  • Para conseguir una buena formación esquelética se deben vigilar tanto los niveles de energía como de calcio.
  • Durante el período de lactancia, estos cachorros deben recibir menos cantidad de energía y calcio para disminuir la posibilidad de desarrollar enfermedades de crecimiento.
  • La displasia fenotípica es una enfermedad dónde el componente genético juega un papel muy importante, sin embargo, controlar los niveles de calorías desde etapas muy tempranas reduce la posibilidad de padecer dicha enfermedad.
 

En definitiva, para asegurarnos de un correcto crecimiento los alimentos seleccionados deben disponer de los nutrientes claves.

Es muy recomendable que los perros sigan una dieta canina personalizada teniendo en cuenta las innumerables ventajas que esta puede ofrecer.

Una dieta personalizada es sinónimo de bienestar. Debemos confiar en los profesionales del sector que tienen en cuenta diversos factores como alergias, peso, etc., para diseñar la dieta más adecuada teniendo en cuenta los niveles adecuados de cada nutriente que necesita cada perro para proporcionarles de este modo solo aquello que necesitan, evitando también los alimentos ultra-procesados, deshidratados, con sabores artificiales, etc.  Además, seguir este tipo de dieta puede ayudar a tener un mejor control del peso de nuestro perro ya que es muy importante conocer las cantidades exactas que necesita consumir nuestro perro. Para ello, es muy recomendable llevar un seguimiento sobre el peso y la comida ingerida del animal con el fin de prevenir determinadas enfermedades.

Por último, como hemos mencionado anteriormente, la alimentación está muy relacionada con la calidad de vida de los perros así como con su estado de salud, por lo que ofreciéndoles la mejor alimentación posible se reducirán la cantidad de visitas al veterinario.

Silvia Alonso

Silvia Alonso

Share via :